Presentación de Alistair

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Presentación de Alistair

Mensaje  KhuRro el Vie Feb 18, 2011 9:09 am

Alistair Sinclair fue quizás el miembro de la manada "La Estirpe del Fenris" que más tiempo pasó con su familia antes de ser enviado al túmulo Mjorlnir. Londinense de nacimiento, su familia era algo atípica. Puede resultar paradójico, pero el hecho de que en su linaje no aparecieran Garou desde el siglo XVIII, había posibilitado a su familia atesorar cierta fortuna, por lo que su infancia estuvo rodeada de lo mejor que podía desear un niño. A ello le siguió la mejor educación privada que se podía pagar, unos amantes padres y un hermano al que adoraba.



Aunque no lo descubrió hasta bastante después, su familia había mantenido la traidción Garou, pese a estar un tanto desvinculada de la misma al no nacer Garou en ella durante un par de siglos. Había un motivo para ello, y eran las viejas eddas originarias del norte helado, el ancestral hogar de su estirpe. Su linaje se podía remontar hasta uno de los compañeros del mítico Beowulf, y las canciones de los Skald afirmaban que en el seno de esta familia volvería a nacer la gloria pasada. Los indicios apuntaban a su hermano, Stephen, incluso a tan corta edad, sin contar los 10 años siquiera. Alistair ha pasado por mucho, como miembro de la Camada de Fenris, pocas cosas puede ver ya que le hagan tragar saliva. Su manada ha contemplado los horrorres de la guerra de primera mano y durante bastante tiempo. Sin embargo, el hecho más amargo de su vida tuvo lugar mucho antes de su primer cambio. Jugando en el lago que había junto a la casa familiar, su hermano mayor y él se lanzaban piedras, en algún tipo de juego épico. Una mala pedrada sesgó la vida de Stephen, tan fulminante como si hubiese sido guiada por el mismo Loki.

Tras ese día las cosas cambiaron y mucho. Sus padres entendían que había sido un accidente. Nadie en su hogar jamás le reprochó nada o le hizo sentir mal por ello. Pero Alistair sabía lo que había sentido en el momento de lanzar la piedra. Algo se había revuelto en su estómago. Por un instante, la sonrisa de suficiencia de su hermano le había parecido insufrible. Y en el momento en que soltaba la piedra, sintió como si la empujara con algo más que la mano.


Sin quedar muy claro si era para alejarle de aquello, o con la esperanza secreta de que cambiase y pudiera remendar en cierto modo el glorioso destino frustrado de su gente, se le envió a Kiev. Hubo algo más en esa decisión. Un hombre corpulento y de aspecto oscuro, que olía permanentemente a puro habano y a pólvora. Era "uno de ellos". Un Garou, y aunque los pocos rasgos visibles parecían nórdicos, no podía pertenecer a la Camada de Fenris. Algo en él anulaba esa posibilidad. No era malo, no obstante, y les ofreció esta solución. Pese a lo curioso del asunto, nadie le preguntó nunca cómo conocía la existencia y ubicación de un lugar vetado incluso para la propia tribu.


Tatuaje en el hombro de Alistair, honrando a Hralf, cuervo de Odín.

De ese modo llegó Alistair Sinclair, conocido después como el Brujo de la Teluria, a la Guarida del Fenris, lugar donde un par de años después sufrió su Primer Cambio. El lugar donde conoció a su segunda familia, su manada, la Estirpe del Fenris.


avatar
KhuRro
Capitan
Capitan

Mensajes : 562
Fecha de inscripción : 13/05/2010
Edad : 37
Localización : Sevilla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.